Menu

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.
Total productos:
Total envío:  A determinar
Total
Seguir comprando Ir a la caja

LA MÁQUINA PARA HACER PASTA, ¿ES PARA MI?

Categorías : Conoce tus utensilios de cocina Rss feed , Mundo gastronomía Rss feed

LA MAQUINA DE PASTA ES PARA MI

Un paquete de pasta fresca en la tienda no es caro y por lo general es de buena calidad, pero los amantes de la pasta y, los que la hemos probado en buenos restaurantes italianos, sabemos que la pasta fresca casera es otro nivel – una verdadera delicia.

Se puede hacer pasta con un tenedor un rodillo y un cuchillo, pero las máquinas para hacer pasta simplifican la tarea considerablemente y con su ayuda es fácil lograr en casa ese sabor y textura perfectos con poco esfuerzo.

Si te gusta la idea de hacer de la pasta casera, nuestra guía del comprador te ayudará a seleccionar la máquina y los accesorios para hacer la pasta que mejor se adapten a tus necesidades.

¿La máquina de hacer pasta, es un utensilio adecuado para mí?

Lo primero que debes considerar es si una máquina para hacer pasta es útil para ti.

Como muchos alimentos, prepararlos en casa en lugar de comprados en el supermercado permite ahorrar dinero por lo general. Este no es el caso de la pasta casera porque el tipo de pasta que se hace en casa (con huevo en la masa) es diferente y requiere ingredientes más costosos que la pasta de sémola de grano duro de los supermercados.

Además del mayor costo, también conlleva el esfuerzo que supone hacer la pasta. Por lo que, es un proyecto al que has de adjudicar algo de tiempo.

Sin embargo, para los amantes de la buena pasta, nada de esto es un disuasivo ya que una vez que le cogemos el truco el esfuerzo es mínimo y el resultado bien lo vale. Si sigues leyendo es porque sabes que, los beneficios de una máquina para hacer pasta casera están claros:

• La pasta casera esta buenísima

• Tienes mayor dominio sobre los ingredientes de tu pasta (útil para las personas alérgicas).

Es un proyecto divertido para hacer con niños, es sensorial y manual, lo cual para los que nos gusta cocinar lo hace ¡hasta relajante!

Técnicamente es posible hacer pasta en casa sin una máquina para hacer pasta, solo que conlleva más tiempo y es más difícil y laborioso obtener la textura y forma correctas.

Si has decidido que la máquina para hacer pasta es para ti, es el momento de decidir qué tipo te conviene.

Tipos de Máquinas de pasta

Al investigar las máquina para hacer pasta, encontrarás dos opciones principales.

1. Máquina de pasta manual

maquinas de hacer pasta para casa

Las máquinas de pasta manuales, también conocidas como máquinas laminadoras de pasta o máquinas de pasta a rodillo, facilitan mucho el hacer pasta casera a mano, pero requieren algo de tiempo y empeño.

Emplean un diseño clásico que implica ir pasando la masa entre dos rodillos, el espacio entre los cuales se van estrechando con la ayuda de un mecanismo que permite ajustar el grosor. La masa va pasando con la ayuda de una manivela que se va girando. Se forman láminas de pasta largas, adecuadas para colocarlas directamente en una lasaña o cortarlas en fettuccini, tagliolini y tantas otras formas para combinar con tu salsa favorita. Tienen diferentes configuraciones, generalmente entre seis y ocho posiciones, que trabajan la pasta obteniendo laminas cada vez mas delgadas con cada engranaje.

Estas máquinas son las mejores para las formas largas de pasta como lasaña, fettuccini y espagueti y para las pastas rellenas como ravioli y tortelli.

Son menos costosas que las automáticas y son fiables y duraderas - funcionando como el primer día durante mucho tiempo, ya que el diseño y las piezas son mecánicas y sencillas.

A la mayoría se les puede aplicar un motor para facilitar la tarea. También existen modelos eléctricos de la máquinas de pasta a rodillo como la Pastapresto Imperia – estas tienen las mismas ventajas que las máquinas de pasta manuales a rodillo pero al ser eléctricas no hay que ocuparse de accionar la manivela.  Suponen un ahorro de tiempo y esfuerzo y son algo más costosas. Al igual que la manuales forman láminas de pasta largas para hojas de lasaña, pasta rellena o formas largas.

Lo más importante de estas máquinas laminadoras es que los dos rodillos metálicos regulables que aplanan la pasta estén perfectamente paralelos. Si están desfasados por tan solo un milímetro de distancia, tirarán la pasta hacia un lado a medida que pasa por la máquina, provocando que la pasta se rompa y se deforme. Los modelos menos costosos a menudo escatiman en calidad en esa parte de la máquina, y entonces hacer pasta se vuelve una experiencia frustrante.

Con este mismo fin, también conviene considerar dónde se fabrica la máquina, así como sus materiales. Una máquina fabricada en Italia con acero y aluminio es lo que recomiendan los expertos. La máquina  debe ser pesada, solida y resistente, no endeble. Todas estas cualidades asegurarán que la máquina sea duradera y estable, lo que ayudará a manipular la pasta con facilidad.

En resumen las máquinas de pasta manuales son:

  • Accesibles de precio
  • Fiables y duraderas  
  • Estupendas para estilos de pasta largos y pasta rellena
  • No es un proceso totalmente automatizado todavía requiere un poco de esfuerzo, pero es mucho más fácil que hacer pasta a mano
  • Precios asequibles

2. Máquina automática para hacer pasta o extrusora de pasta

Las máquinas de pasta automáticas  hay dos modelos las automazidas manuales (con motor) y las hacen la extrusión y a veces también hasta el amasado con lo cual el proceso es más rápido y sencillo.

Por lo general, las máquinas de pasta eléctricas extrusoras permiten hacer una variedad más amplia de estilos de pasta incluidas las formas tubulares como macarrones y ziti.

Suelen ser fáciles de desmontar y limpiar, pero son algo más caras y se estropean con mayor facilidad.  

También son más caras que las maquinas de pasta manuales y agregar componentes eléctricos a un electrodoméstico conlleva un mayor riesgo de tener que lidiar con reparaciones.

Pero con estas máquinas haces la masa, la introduces en la máquina y obtienes la pasta. No puede ser más fácil. El proceso de limpieza suele ser sencillo, ya que muchos modelos permiten desmontar la máquina y meter las piezas al lavavajillas.

Si haces pasta con la frecuencia suficiente para que te valga la pena pagar e invertir en un proceso más rápido, entonces esta es tu máquina.

En resumen:

  • Es más cara
  • Es proceso es más rápido
  • El proceso es más fácil
  • Más tipos de pasta posibles – incluidas las pastas tubulares

maquina para hacer pasta electrica

En el próximo post te hablamos de las cuestiones que conviene considerar a la hora de elegir tu maquina de pasta,y de las marcas  para que puedas valorar y llegar a la decisión que mas se ajusta a tus necesidades. Tambien hacemos una comparativa de varias marcas y modelos. 

Entradas relacionadas

Share

facturasPAGO
SEGURO
facturas ENTREGA
24/48h
facturasENVÍO GRATUITO
A PARTIR DE 40€
facturasDEVOLUCIONES
15 DÍAS
facturasATENCIÓN
AL CLIENTE
Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestro Boletín

Y disfruta de todas nuestras novedades, ofertas y recetas gratis.

91 5474220 y 91 5597858