CAZUELA DE BARRO: CUÍDALA Y TENLA TODA LA VIDA

Categorías : Conoce tus utensilios de cocina Rss feed

Cazuelas de barro

Las cazuelas de barro tienen un cuidado especial para que podamos cocinar en ellas mucho tiempo. De tradición alfarera a tradición en la cocina con estos utensilios que dan el sabor de toda la vida a tus recetas. 

En este artículo, puedes ver el cuidado que tienen estos barros como los que tenemos en Alambique y que mostramos en el post anterior "LA CAZUELA DE BARRO: TRADICIÓN ALFARERA EN LA COCINA". Además de conocer su uso, limpieza y las ventajas de cocinar en ellos.

Curar el Barro

Antes de usar el barro por primera vez, debemos curarlo. La curación cierra los poros y hace que el barro resista al calor y cambios de temperatura. Este proceso con hacerlo una vez es suficiente. Para llevar a cabo este proceso bien es necesario:

1. Sumergirlo en agua la noche antes de usarlo (conviene que este al menos 8h). Si queremos eliminar cualquier sabor a barro podemos añadir una cucharada de vinagre.

2. Antes de utilizarlo secamos la pieza tras sacarla del agua. 

El buen barro es duradero y debería proporcionarte unos 10-20 años buenos de servicio. Su mayor riesgo son los choques térmicos (cambios muy bruscos de temperatura) y las caídas.

Cazuelas de barro gallego

Consejos de Uso y Limpieza

Además de curar las cazuelas de barro o cualquier cerámica en general, hay que saber su correcto uso y limpieza. Por ello, aquí enumeramos varios consejos al respecto para el mantenimiento de estos tradicionales utensilios de cocina.

El uso del barro de cocina:

  • Se puede usar sobre placas de inducción (con adaptador) o de vitrocerámica y en el microondas.
  • El calentamiento de la olla de barro debe ser progresivo (se puede usar difusor) y conviene cocinar con fuego suave o moderado, nunca fuerte. Se recomienda el uso de un fuego ligero de un diámetro similar al de la cazuela de barro que se vaya a utilizar.
  • Los alimentos no deben estar congelados ni muy fríos.
  • La cocción continúa un rato más tras retirar el recipiente del fuego. Consejo de Alambique: apaga el fuego antes de que la comida esté totalmente cocinada.
  • No golpear la olla mientras esté caliente. Hay que manipularla con cuidado recordando que las asas también se calientan.
  • Si la olla está caliente, apoyarla sobre un salvamanteles. Jamás sacar el barro de la fuente de calor y apoyarlo directamente en mármol o piedra fría. 
  • Para remover, nada mejor que una cuchara de madera o silicona.
  • Recomendación: si usas una olla de barro para comidas saladas, utilízala siempre para comidas saladas. Las usas para hacer cosas dulces mantenla para dulces.

La limpieza del barro:

  • Nunca poner a lavar la cerámica apenas se haya sacado del fuego o del horno. Hay que dejar que se enfríe para hacerlo. El choque térmico puede quebrar o resquebrajar la pieza.
  • El barro refractario se limpia con agua y jabón. No se debe usar esponja metálica, ni estropajos tipo nanas o metálicos de alambre. Es mejor evitar los detergentes sintéticos, lo ideal es usar jabón blanco (tipo lagarto).
  • A lo largo del tiempo, por su porosidad el barro puede absorber y desprender olores. En este caso, el bicarbonato es la mejor opción para limpiarlo. Se lava la pieza, se hace una pasta con agua y bicarbonato, se unta en la pieza con la ayuda de un cepillo, se deja actuar un mínimo de media hora y se enjuaga con agua.

Potas de barro

Ventajas de Cocinar en Barro

Por último, 7 consejos para que tus cazuelas de barro pasen de generación en generación.

1. Se pueden usar primero sobre la llama y luego llevar directamente al horno, obteniendo una cocción pareja.

2. Su porosidad y su capacidad para permitir que el vapor excesivo se escape, así manteniendo el grado de humedad necesaria para que los alimentos se cuezan mejor.

3. Las cazuelas de barro son idóneas para la elaboración de comidas tradicionales, la preparación de alimentos de una forma lenta, como los guisos con legumbres, estofados de carne y verduras, que necesitan tiempos largos de cocción.

4. Las rustideras son excelentes, para cocciones en seco, con muy poca agua o al horno, como el cochinillo, el cordero y los arroces.

5. En general, los alimentos cocinados de esta forma se perciben como más sabrosos y, además, no se pegan.

6. Las ollas de barro se calientan en su totalidad por lo que debemos tener cuidado en su manipulación. Al igual que otros sistemas tradicionales, como los hornos holandeses o cocotte, la cocción es más uniforme debido a las temperaturas que se alcanzan no solo en el fondo sino en los laterales y la tapa.

7. Mantienen el calor durante largo tiempo.

Ollas de barro

Esperamos que este artículo te haya servido para mantener tu barro intacto y como el primer día. Cuida siempre el utensilio donde cocinas.

Entradas relacionadas

Share

Suscríbete a nuestro Boletín

Y DISFRUTA DE TODAS NUESTRAS NOVEDADES, OFERTAS Y RECETAS GRATIS