Producto añadido correctamente a su carrito de la compra
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.
Total productos:
Total envío:  A determinar
Total
Seguir comprando Ir a la caja

MOLINILLO DE SAL: CUÁL ELEGIR

Categorías : Conoce tus utensilios de cocina Rss feed

En nuestro anterior postsobre molinillos nos centramos en los molinillos de pimienta, en este vamos con los de sal.

La sal es el condimento mas común en la cocina y además un mineral necesario para el correcto funcionamiento de nuestro organismo en las cantidades adecuadas (no mas de 2g por día).

El molinillo de sal tiene menor aceptación que el de pimienta ya que la sal fina no pierde aroma y además existen varias texturas de sal en el mercado: sal gorda, sal fina de mesa, refinadas y no refinadas, sales de roca, marinas,  sal liquida, sal gorda,  sal en escamas…

En cambio la estructura de la sal si importa. Percibimos el gusto de la sal en las papilas gustativas de la lengua y por ello la estructura de la sal importa, en particular si la agregamos al ultimo minuto, por ejemplo sobre un tomate recién partido.

La sal  de mesa al tener una estructura de cubo por ello agregándola de ultimo minuto solo percibimos un ¼ de su poder de salar  ya que solo uno de los cuatro cantos del cubo entratara en contacto con la legua. En cambio su poder de salar  se percibirá del todo  cuando se diluye en un alimento y pierde su estructura.  La sal en escamas suele tener una estructura de copo y por ello se suele percibir mejor su poder cuando se añade de ultimo minuto.

Las razones por la que interesa tener un molinillo de sal :

-          para moler una sal natural y mas pura (la sal  naturalmente absorbe humedad y la sal de mesa suele llevar aditivos para evitar esto y que se humedezca y aglutine)

-          Moler ciertos tipos de sal que no vienen en formato de sal de mesa (sal rosa…)

-          Consumir menos sal – al moler la sal obtenemos un formato mas fino y se necesita menor cantidad para percibirla

-          Tener simetría con un salero a juego con nuestro pimentero

El mecanismo de moler sal es algo diferente a la pimienta, ya que  la sal gorda seca es diferente a la pimienta. La sal además no es compatible con el metal, sobre todo si cae agua o si vives en un lugar húmedo – la sal y el agua juntas pueden llegar a corroer los mecanismo metálicos a lo largo del tiempo. Para moler  sal un mecanismo cerámico funciona igual de bien  que el de metal e incluso mejor en zonas muy húmedas.  

Las sales del Himalaya, rosa, celta o gris pueden contener más humedad y pueden hacer que las rebabas se vuelvan pegajosas, por lo que es mejor almacenar el molinillo de sal en un lugar que tenga la menor humedad posible.

La cerámica es un material que se oxidada naturalmente al hornearlo y tras ese proceso se vuelve inerte,  no se oxida mas o deteriora en las cocinas incluso en las que están en climas calientes y húmedos.

Si el lugar en el que vives no es muy húmedo algunos molinillos de inox también son útiles – asegúrate que eliges uno de sal con una muesca de acero inoxidable,  este metal esta elaborado de hierro, carbono y un mínimo de un 10% de cromio - el cromio es el metal que protege del oxido en la aleación.  Cuanto mas alto sea el contenido de cromio en la aleación mejor. Escucharas que algunos fabricantes tienen métodos especiales para evitar el oxido – esto suele ser una aleación o tratamiento especifico del metal. Un Acero 18/1O tiene un contenido de cromio de 18% y un 10% de nickel – otro metal  importante en  la aleación para evitar que ocurra la oxidación. 

Consejos de uso para molinillos de sal y pimienta:

-          No añadas sal al molinillo de pimienta y vice versa. Las muescas son diferentes y estropearas ambos.

-          No muelas pimienta verde o rosa sin mezclarla con pimienta blanca o negra.  Los molinillos están hechos para pimientas secas y mas duras como la blanca y negra, añadiendo solo verde o rosa se atascaran.

-          Limpia el exterior del molinillo con un paño húmedo o con un poco de gel sanitario de manos

-          Si te hace falta limpiar el mecanismo o el molinillo por dentro hazlo con un pincel, o brocha secos,  jamás con agua. Introducir agua al mecanismo aunque sea de inox con sal o pimienta acabara oxidando el mecanismo

-          Guarda la pimienta y sal con los que rellenas los pimenteros en un Tupper o recipiente estanco en un lugar seco y fresco lugares

-          Los molinillos de sal no suelen funcionar con sal húmeda, evítala.

Entradas relacionadas

Share

facturasPAGO
SEGURO
facturas ENTREGA
24/48h
facturasENVÍO GRATUITO
A PARTIR DE 40€
facturasDEVOLUCIONES
15 DÍAS
facturasATENCIÓN
AL CLIENTE
Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestro Boletín

Y disfruta de todas nuestras novedades, ofertas y recetas gratis.

91 5474220 y 91 5597858