Menaje de Cocina: Superficies Antiadherentes

En los últimos años la calidad y durabilidad de los materiales antiadherentes han avanzado enormemente. Hoy en día existen cazos y sartenes que tratados con un mínimo de cuidado le proporcionaran largos años de buen servicio.

Si estás buscando información sobre los utensilios de repostería antiadherentes, pincha aquí para entrar al guía de repostería

Hay dos grupos de materiales antiadherentes:

1. Tratamientos antiadherentes no-impregnados

Lo utensilios, por lo general de aluminio, se recubren de una capa de material antiadherente. Una olla o sartén dará resultados adecuados y siempre que la pieza de aluminio, en particular la base, sea de un grosor adecuado.
Estas sartenes no son óptimas para dorar o métodos de cocción de plancha, pero permiten cocinar con poca o incluso sin grasa.

Estas superficies jamás se deben calentar a altas temperaturas y conviene empezar a cocinar sobre sartenes templadas, no calientes.

Se deben utilizar implementos de madera o silicona para no rallar la superficie.

Se lavan con agua templada y con detergentes y esponjas no abrasivos.

A no ser que especifique lo contrario, estas sartenes y cazos no suelen ser aptos para la inducción.

2. Tratamiento antiadherente impregnado

Estos son de mejor calidad y mayor durabilidad e incluyen las sartenes y cazos de la marca SKK vendidas por Alambique, que utilizan una superficie antiadherente de Titanio que se aplica sobre una  sartén de aluminio de forja. El resultado es una superficie 40 veces más resistente que el acero inoxidable con excelentes propiedades para la cocción a baja o alta temperatura. Los recubrimientos antiadherentes basados en el titanio no reaccionan químicamente con los alimentos.
Las sartenes son excelentes para dorar y marcar o para hacer alimentos a la plancha a alta temperatura.

Se pueden utilizar implementos de metal para cocinar, pero no conviene utilizar utensilios punzantes o cortar y pinchar la superficie.

Tras la cocción, la superficie puede adquirir un aspecto un poco marrón. Esto es normal y no influye en las cualidades de la sartén. No se debe intentar eliminar.

Dado que estas sartenes y cacerolas se calientan muy rápidamente y retienen el calor, siempre que no las vayamos a utilizar como plancha, conviene empezar a cocinar a temperatura baja-media.

Se limpian con agua caliente y con un jabón y esponja suave.


facturas Premiamos tus compras Consigue puntos en tus compras que se transformarán en vales descuento

Suscríbete a nuestro Boletín

Y DISFRUTA DE TODAS NUESTRAS NOVEDADES, OFERTAS Y RECETAS GRATIS