TORRIJAS, MÁS QUE UN DULCE DE SEMANA SANTA

Publicado el : 12/04/2017 10:30:47
Categorías : Repostería Rss feed

TORRIJA TERMINADA

Aunque las torrijas son el dulce por excelencia de la Semana Santa, su uso originario está más que alejado de estas fechas; ya que para sorpresa de muchos, las primeras veces que aparecen las “torrejas” en los recetarios españoles eran como alimento para que las embarazadas se recuperasen  después de los esfuerzos de dar a luz.
Eso sí, tiempo después, pasó a ser costumbre el servirlas acompañadas de vino en cualquier taberna de la capital. Esto se cree que es debido a que la torrija es un alimento de aprovechamiento de lo más completo, ya que para que estén realmente buenas, lo ideal es hacerlas con pan del día anterior.
Por esta misma razón, se cree que la torrija pasó a ser parte fundamental de Cuaresma, ya que en los días en los que no se podía comer carne, la cantidad de pan que sobraba en las casas era mucho mayor, y esta era una manera ideal de reutilizarlo.
A la hora de elaborar las torrijas, existen muchísimas versiones de la receta según la parte de la península en la que nos encontremos. Se pueden hacer con pan del día anterior o con masa, incluir o no piel de cítricos en el aceite, usar leche o vino... Todas son deliciosas, hoy os presentamos una de las versiones más clásicas.

Ingredientes

Para 10 unidades

10 rodajas de pan para torrijas
500 ml de leche entera
1 canela en rama
50 g de azúcar
Cantidad suficiente de aceite
Cantidad suficiente de huevo
Cantidad suficiente de azúcar/canela en polvo (proporción 3/1)

Elaboración

Sobre una tabla, cortar con un cuchillo de pan nuestra barra del día anterior o el pan especial para torrijas, en rebanadas de aproximadamente un centímetro de grosor.

LECHE INFUSIONADA CON CANELA Y AZÚCAR
Después, en un cazo, infusionar la leche con la canela en rama. Añadir el azúcar tamizado y disolver muy bien, removiendo con una cuchara. Dejar enfriar completamente la mezcla antes de usarla.

Por otro lado, en un cazo o sartén, calentar abundante aceite en el que freiremos las torrijas. El aceite para freír debe calentarse a 170ºC y esto lo controlaremos con un termómetro.

PAN BAÑADO EN LA LECHE INFUSIONADA
Acto seguido, remojar el pan en la leche infusionada y rebozar en huevo.

Freír las torrijas, sacarlas con cuidado con una espumadera o pinzas y dejar escurrir en una fuente sobre papel absorbente unos segundos.

TORRIJA FRIÉNDOSE
Por último, en un bol, rebozar con la mezcla de azúcar y canela, que previamente habremos preparado.

TORRIJAS TERMINADAS

Si vas a hacer bastantes torrijas es necesario que cueles cada cierto tiempo el aceite para que no se adhiera en las siguientes los restos de huevo del rebozado.

Receta de Clara Vivancos "BOKOKO".

Share

facturas Premiamos tus compras Consigue puntos en tus compras que se transformarán en vales descuento

Suscríbete a nuestro Boletín

Y DISFRUTA DE TODAS NUESTRAS NOVEDADES, OFERTAS Y RECETAS GRATIS