NORDIC WARE, SÁCALE PARTIDO A TODOS SUS MOLDES

Categorías : Conoce tus utensilios de cocina Rss feed

Moldes Nordic Ware

Muchos conocéis la gama de moldes Nordic Ware, ya que es imposible verlos y no fijarse en ellos. Tanto por sus diseños como por la calidad de sus materiales, se han convertido en un autentico objeto de deseo entre los amantes de la repostería.

Eso sí, debido a las características especiales tanto de diseño como de composición, a muchos os surgen dudas a la hora de saber cuál es el uso correcto para conseguir unos resultados 100% satisfactorios tanto en cocinado como en desmoldado de los bizcochos.

Por eso, esta semana os queremos dar unos consejos básicos que te ayudarán a sacarle todo el partido a tu Nordic Ware.

Consejos y herramientas indispensables

1.- Los moldes Nordic Ware se deben lavar con agua templada jabonosa antes del primer uso y después de cada utilización.

2.- Si queda algún residuo en una hendidura, esperar a que se seque y retirar con la herramienta especial que ha diseñado Nordic Ware. Este cepillo molde Nordic Ware tiene por un lado un cepillo y por otro un pequeño punzón con el que sacar los restos más rebeldes. Además, como está hecho en plástico, no dañará tus moldes.

Cepillo limpieza moldes Nordic Ware

3.- Para asegurarnos que al desmoldar obtenemos las formas definidas que nos ofrecen los distintos moldes, debemos poner mantequilla (importante no utilizar margarina) y espolvorear harina.
Aunque también se puede utilizar un spray desmoldante que tenga harina.
Lo más sencillo es derretir la mantequilla y con un pincel de silicona pintar hacia arriba por las paredes del molde. Si hubiera exceso de producto, dejar el molde boca abajo unos momentos para que escurra el sobrante, ya que si hay demasiada mantequilla, cambiará el sabor de tu bizcocho.

4.- Verter la masa lentamente por un solo lugar y dejar que rellene todo el molde. Y antes de meter en el horno dejar caer suavemente un par de veces sobre una superficie plana para asentar la masa. Ambas acciones servirán para expulsar posibles burbujas de aire.

5.- Hornear el tiempo indicado según la receta a 170-180ºC.
Un molde clásico de Nordic Ware necesita aproximadamente 50-60 minutos de horneado, dependiendo del horno. Si se hornea menos tiempo del necesario, el bizcocho no se desmoldará correctamente. Mejor hornear un poco de más que de menos.
Aunque para saber si tu bizcocho está en su punto, lo mejor es introducir el termómetro Nordic Ware en el centro del bizcocho 1-2 segundos. Cuando la punta del termómetro cambie de color y salga completamente rojo, el bizcocho estará horneado.
También veremos que los bordes tienden a despegarse un poco del molde.

Bolsa y termómetro Nordic Ware

6.- Al sacarlo del horno hay que dejarlo reposar en el molde sobre una rejilla durante 10 minutos. Pasado este tiempo, golpear el molde ligeramente en los lados para ayudar a separar el bizcocho. Desmoldar sobre una rejilla, boca abajo y dejar enfriar totalmente.

7.- Y para mantener a salvo tu molde de posibles arañazos, un vez que lo hayas usado y limpiado, lo mejor es guardarlo en una de las bolsas Bundt tan ideales que han diseñado especialmente para ellos.

Esperamos que con estos pequeños consejos y recomendaciones, te animes a hacerte con tu primer molde Nordic Ware o que por fin le saques todo el partido a tu molde Bundt, Heritage, Blossom  o a cualquiera de sus diseños.

Entradas relacionadas

Share

Suscríbete a nuestro Boletín

Y DISFRUTA DE TODAS NUESTRAS NOVEDADES, OFERTAS Y RECETAS GRATIS