GUÍAS DE CUCHILLOS DE COCINA: CÓMO ELEGIR EL ADECUADO (PARTE 2)

Categorías : Noticias gastronómicas Rss feed

CUCHILLOS DE COCINA

Un buen conocimiento sobre tus cuchillos de cocina te permitirá disfrutar más en cada paso que das durante la preparación de tus platos. La semana pasada, en la primera parte de nuestra guía, te contamos todos lo que necesitas saber para reconocer un buen cuchillo de cocina, incluyendo detalles útiles sobre la hoja del cuchillo, pero… a la hora de cortar, ¿sabrás que necesitas para cada tipo de alimento?. Hoy te contamos todo sobre el filo del cuchillo.

El filo del cuchillo ¿liso o serrado?

A nivel general los cuchillos los podemos separar en dos grandes grupos dependiendo de si tienen el filo liso o dentado. Pero es ya en esta primera división, donde comienzan las dudas a la hora de determinar qué filo es el mejor. 

Para facilitar la comprensión podemos dividir todas las utilizaciones del cuchillo en dos amplias categorías:

  • Cortes por presión: Es el corte que se hace empujando el filo por el material a cortar. Por ejemplo, cuando se corta una manzana, se empuja el filo del cuchillo hacia abajo de la manzana. 
  • Cortes por deslizamiento: Este corte se realiza básicamente deslizando el filo del cuchillo a través del material a cortar. Por ejemplo, cuando se corta un tomate en rodajas, se desliza el filo a través del tomate mientras lo vas cortando. 

CUCHILLO CON FILO LISO

Diferencias entre el filo liso y el de filo dentado

Cuchillos de filo liso

  • Son mejores para cortes con presión.
  • Ofrecen mejores resultados para trabajos como pelar, trinchar o despellejar ya que implican mayoritariamente cortes por presión o la necesidad de un gran control. 
  • Resultan más efectivos cuando se necesita mayor control, precisión y cortes perfectos, independientemente del tipo de corte a realizar.

Cuanto más blando sea el material a cortar, los cuchillos lisos parecen más efectivos para cortar con precisión. 

Si necesitamos realizar cortes por presión, los cuchillos de filo liso pulidos con piedra gruesa destacan por su versatilidad. Además, hay que tener en cuenta que los filos lisos son más fáciles de afilar que los filos dentados, aunque los dentados suelen mantener mejor el filo.

CUCHILLO DE FILO DENTADO

Cuchillos de filo dentado

  • Trabajan mejor los cortes por desplazamiento, especialmente sobre superficies duras o resistentes, donde los dientes tienden a desgarrar y cortar la superficie fácilmente.
  • Son eficientes sobre materiales donde el filo necesita atravesar el material más rápido y/o con mayor fuerza como es el caso de los congelados y en alimentos con superficie más fuerte e interior blando como los tomates o el pan.

Parte del poder de corte de los cuchillos de filo serrado se debe a su formato e incluso un cuchillo serrado a pesar de no estar muy afilado, generalmente podrá realizar un buen corte por deslizamiento

Los filos dentados obtienen su poder de corte gracias a que los puntos más altos de los dientes son los que primero entrarán en contacto con el material y esto implica, una mayor presión por área de contacto que si se aplicara la misma fuerza a un cuchillo de filo liso. Esto le permite a los cuchillos dentados perforar más fácilmente el material a cortar

Como resumen tendríamos: 

 

TIPOS DE CORTE

SUPERFICIE DE CORTE

AFILADO

FILO LISO

Corte por presión y de precisión (pelar, trinchar o despellejar)

Superficies blandas

Se afila fácilmente

FILO DENTADO/SERRADO

Corte por deslizamiento

Superficies muy duras (congelados) o duras por fuera y blandas por dentro (tomates o pan)

Tardan mucho en perder el filo

Esperamos que este post te haya sido de utilidad. Recuerda, elige tus cuchillos teniendo en cuenta las características generales de este, el precio que te quieras gastar y además, ten en cuenta los tipos de corte más habituales que vas a realizar. 

Por lo general, lo ideal es tener una selección mínima de entre tres a seis cuchillos; ya que el famoso “cuchillo para todo” es algo que no existe, pero de esto os hablaremos muy pronto en un futuro post… ¡no te lo pierdas!.

Por hoy ya nos despedimos, proponiéndote un pequeño ejercicio: las próximas veces que utilices un cuchillo, párate a pensar un momento en su filo, sobre qué alimento lo estás usando y reflexiona si crees que es el adecuado. Si dudas, prueba con un filo diferente, esto te ayudará a entender mejor tus necesidades y elegir mejor en tus futuras compras. 

Entradas relacionadas

Share

facturas Premiamos tus compras Consigue puntos en tus compras que se transformarán en vales descuento

Suscríbete a nuestro Boletín

Y DISFRUTA DE TODAS NUESTRAS NOVEDADES, OFERTAS Y RECETAS GRATIS