GUÍA DE BOLES Y CUENCOS QUE SE PUEDEN EMPLEAR EN COCINA

Categorías : Conoce tus utensilios de cocina Rss feed

BOL DE CRISTAL CON ENSALADA

¿Estás usando el bol para mezclar adecuado?

Es probable que nunca hayas pensado en esto y compres tus boles para cocinar porque te guste un diseño o material determinado.
Los boles que podemos encontrar hoy en día están hechos con materiales muy distintos pero los principales son acero inoxidable, plástico, melamina, cerámica, vidrio y cobre.
Y aquí es cuando hay que valorar que la preparación que queramos hacer, ya que algunos ingredientes se deberían trabajar en un cuenco determinado.
Realmente, ningún bol es el "mejor", ya que todos tienen sus pros y contras y son ideales para diferentes cosas.
Los cuencos pueden parecer un tema muy aburrido pero si nos paramos a pensarlo, en la cocina son esenciales y tienen múltiples de usos. Se pueden usar para mezclar, servir, marinar, medir, almacenar y más.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir un bol?

La primera característica (y la más importante) que hay que tener en cuenta es si se debe usar un cuenco que pueda reaccionar químicamente con algunos ingredientes. La cocina es ciencia y muchos de los procesos y técnicas de cocina se basan en reacciones químicas y la combinación de diferentes elementos para llegar a elaborar un plato perfecto, en todos los sentidos.

Por tanto, basándonos en la ciencia, un recipiente reactivo está hecho de un material que reaccionará químicamente con los ingredientes puestos en él. ¿Qué pasa cuando lo hacen? Los alimentos pueden terminar con un sabor metálico, perder sabor o cambiar el color, manchar o aromatizar permanentemente el recipiente para mezclar. Los tipos de alimentos que pueden tener este resultado en un recipiente reactivo son los alimentos ácidos como los cítricos, los tomates y las salsas a base de tomate y el vinagre. Los materiales reactivos incluyen cobre, hierro, aluminio y algún acero. El acero inoxidable resistirá la reacción con alimentos ácidos pero no al 100%.

DISTINTOS TIPOS DE BOLES

Tipos de boles

- Cuencos para marinar o macerar en salmuera:

Los adobos generalmente tienen al menos un ingrediente que podría interactuar con un bol reactivo, por lo tanto, la cerámica o el vidrio son los mejores en este caso.

- Boles para batir claras de huevo:

Lo ideal es un bol de cobre solo para esto; ya que como te contamos en un post anterior sobre los utensilios de cobre, los iones del cobre ayudan a las claras a endurecerse y alcanzar su punto máximo. En caso de no elegir el cobre, es mejor usar cerámica o acero inoxidable. Eso sí, no uses vidrio ya que es una superficie demasiado resbaladiza y no obtendrás la densidad correcta.

- Boles para alimentos ácidos:

Principalmente serán salsas a base de cítricos, tomate y vinagre. Lo ideal será usar un bol no reactivo, es decir, usarlos de cerámica o vidrio. Cualquier otro material, tomará el sabor del ingrediente o la salsa y pueden manchar el cuenco permanentemente. También se debe evitar tapar con papel de aluminio estos alimentos, ya que este es reactivo.

- Boles para batir alimentos en general:

Cualquier cosa que se bata (crema, mantequilla, patatas, …) es mejor en un recipiente no metálico (cerámica, plástico, melanina…). Al mezclar con un batidor, se liberarán pequeñas partículas microscópicas  que pueden aportar a la comida un ligero sabor metálico.

BOL DE YOGUR CON FRUTAS

- Cuencos para frutas:

Las frutas son muy absorbentes y pueden tomar los sabores de los alimentos que hayamos tenido anteriormente en un bol. Por eso, cualquier preparación que contenga fruta es mejor ponerla en cerámica o cristal.

- Boles para preparaciones con vinagre:

El vinagre, como se mencionó anteriormente, es un alimento ácido. Todas las ensaladas con aliño a base de vinagre deben prepararse o almacenarse en cerámica o cristal. Solo si usas el recipiente para mezclar y la mezcla no estará en el recipiente más de 5 minutos, entonces puedes usar plástico o melamina.

- Para preparaciones con aceite:

Usa siempre boles no reactivos y que no se manchen fácilmente como es la cerámica, el  vidrio y el acero inoxidable.

- Cuencos para masas:

Cualquier cosa que lleve harina se puede mezclar en cualquier material, siempre que no contenga ingredientes ácidos. Eso sí, un bol alto evitará la temida “bomba de harina” (cuando se mete la batidora eléctrica en el bol y la harina salta por todos lados...).

Así que después de lo que te hemos contado, realmente es aconsejable tener cuencos de distintos materiales y de diferentes medidas, que podremos usar según nuestra preparación del día y si nos apetece darnos un capricho, un bol de cobre para las claras, que bien cuidado pasara en herencia a nuestros hijos :) 

Entradas relacionadas

Share

Suscríbete a nuestro Boletín

Y DISFRUTA DE TODAS NUESTRAS NOVEDADES, OFERTAS Y RECETAS GRATIS