ALIMENTAMOS EL INTERÉS DE NUESTROS PEQUES POR LA COCINA Y LOS BUENOS HÁBITOS

Categorías : Mundo gastronomía Rss feed

Esta semana da comienzo nuestro campamento de verano para niños, puedes consultar aquí para encontrar más información sobre las actividades y el desarrollo diario de cada una de ellas. 

Cocinar con los niños es una gran manera de entretenerlos. Si además logramos enseñarles cómo preparar un filete, una salsa de tomate o unas legumbres, les estamos inculcando la afición por una buena y sana alimentación que les durará toda una vida.

Entonces, ¿por qué no dedicamos más tiempo a cocinar con nuestros hijos y nietos? Quizá porque en ocasiones el día a día nos atropella. A todos nos gustaría ser perfectos anfitriones con impecables cocinas… pero es fácil acabar perdiendo la paciencia y con la cocina hecha un campo de batalla.  

Para poner remedio a esto es por lo que hemos creado este campamento de verano en el que te ayudamos a crear hábitos saludables y afición por la cocina, así como fomentar una rica y sana alimentación de por vida.

La mejor edad para iniciar a los niños en la aventura culinaria es entre los 7 y los 12 años. A esta edad, se interesan y son capaces de captar las ideas y de preparar no sólo cupcakes y galletas,  sino una comida o cena que toda la familia pueda compartir.

La cocina ayuda a los niños con gustos y hábitos alimenticios más difíciles, ya que les hace sentirse responsables y a cargo de un proyecto. Doblemente si además han  participado en la preparación de la comida para toda la familia. Esto les ayuda a integrar una dieta más variada, hoy reconocida como un pilar clave de la salud del aparato digestivo y del sistema inmunológico.

En casa podemos empezar con recetas fáciles y táctiles como el guacamole,  a formar unas albóndigas, rellenar un pollo, ya que nada de ello conlleva riesgo y los niños se remangan, participan, ven y disfrutan el resultado de su trabajo. Además, hoy en día disponemos de utensilios especialmente creados para niños como los cuchillos, peladores y cortadores Opinel.

En muy poco tiempo veremos su aprendizaje y progreso a otras tareas.  Con los niños, más aún que con los adultos, lo importante es que aprendan técnicas y la versatilidad de los ingredientes: la carne picada se puede convertir en el relleno de un tomate, en una hamburguesa, en unas albóndigas, en un rollo de carne…

Al principio, la repetición es la manera más segura de dominar un plato. Una vez aprendido y repetido en casa y luego para amigos o familia, la sensación de logro y el sabor del éxito hará que, llegada la adolescencia, tengan la confianza en sí mismos y las bases para llegar a ser verdaderos Jamie Olivers.

Os dejamos 10 consejos de Jenny Chandler para hacer que tus hijos desarrollen una afición por la cocina y la gastronomía saludable de por vida:

  1. Inclúyelos en la planificación y en el proceso de la compra, dales la oportunidad de hacer elecciones y tomar decisiones.
  2. Cocina con ellos cuando tengas el tiempo necesario para dedicarles, debe ser un momento para disfrutar. Evita ponerte a ello en momentos de estrés o en los que todo el mundo está hambriento (¡no cocinar!).
  3. Anima a tus hijos a estar en la cocina y fomenta que te ayuden a llevar a cabo algunas tareas: como rellenar empanadillas, amasar, formar hamburguesas, triturar aguacates…
  4. Aliéntales a repetir y mejorar el plato que más les guste para que se convierta en su especialidad y así desarrollen confianza en su habilidad culinaria.
  5. Una vez que ya saben cómo llevar a cabo una receta, anímales a que jueguen con ella y experimenten, variando y añadiendo nuevos sabores.
  6. Deja que usen utensilios y menaje en la medida de lo posible, de esta manera cocinar se vuelve una actividad de mayor responsabilidad. Por lo general a los 7 años los niños son capaces de comenzar a utilizar cuchillos de manera eficiente y segura, siempre que se les enseñe cómo hacerlo.
  7. Ponles el reto de cocinar una comida o cena entera. Invita a amigos o familia a compartir el resultado. ¡Con tu supervisión y apoyo será un éxito seguro! Les dará confianza en sí mismos y una gran satisfacción.
  8. Debes estar cerca para dirigir y supervisar, en particular las operaciones más delicadas como las que implican plancha, fuego y horno. Pero intenta no inmiscuirte o interferir si lo están haciendo de manera correcta y segura.
  9. No les regañes y no hagas hincapié en el desorden generado, es inevitable. Ser demasiado riguroso y disciplinado en el proceso elimina parte de la creatividad y diversión.
  10. Haz que tus vacaciones y excursiones contengan un elemento de aventura culinaria: recogiendo hortalizas de una huerta, hierbas comestibles del campo, comprando en mercados locales, visitando a productores y pequeños agricultores. Se sentirán más involucrados y motivados por el tema de la comida y por ende los ingredientes de calidad y la buena material prima.

Crear una afición por la comida y la gastronomía saludable desde pequeños es potenciar una fuente de salud y satisfacción de por vida ¡Anímales a cocinar!

Campamento de Verano de Cocina para Niños – Pincha aquí para más información

Share

Suscríbete a nuestro Boletín

Y DISFRUTA DE TODAS NUESTRAS NOVEDADES, OFERTAS Y RECETAS GRATIS